▲ Cerrar ▲

16 marzo 2018

LA HISTORIA DE LOS DOPPLEGÄNGER

El término proviene del folklore y las leyendas nórdicas y germanas, donde el Dopplegänger (doppelgaenger o doubleganger) es un ser mitológico con la forma exacta de quien se aparece.

El principal problema proviene en el "cuándo" se aparece, ya que su presencia indica una muerte a corto plazo de esa persona, generalmente días o semanas, donde la figura fantasmagórica perturba y tiende a enloquecer a su víctima hasta que termina muriendo.

Etimológicamente hablando la palabra proviene de Dopple (doble) y Gänger (andante, caminante) y la primera vez que fue recogida en un escrito fue en 1796 por el novelista alemán Johann Paul Friedrich Richter (Jean Paul) en su obra Siebenskäs, donde un hombre infeliz en su matrimonio acude a su doble para solucionar sus problemas y éste le aconseja que finja su propia muerte.

Aunque recogemos el término con su origen germánico, la leyenda no es exclusiva de ellos. "Ka" en la cultura egipcia, "Vardoger" en otras tribus nórdicas y Etiäinen en Finlandia, son personajes con historias similares.

Obviamente nadie quería ver a su Dopplegänger, era una señal de mal augurio , una cruz en el resto de vida y un sinónimo de muerte cercana, pero historiadores y psicólogos van más allá: "si la figura vaticina algo malo es porque en el fondo nos quiere decir que nosotros somos nuestro peor enemigo y por otra parte, nos inflige cierto miedo de ver con nuestros propios ojos cómo nos ven los demás (no en el sentido físico, sino en cómo nos comportamos)"


Con el paso del tiempo y por culpa de figuras literarias, se desvirtúo el sentido originario de la palabra, derivando en dos acepciones que no tienen el mismo sentido original:

1) La más conocida en la que el Dopplegänger es un gemelo malvado y némesis del protagonista, de ahí se basa la idea del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde o también los hombres lobo. Esa serie de individuos que transforman su parte positiva en el peor enemigo del ser humano sin dejar de ser ellos mismos o inclusive una versión de un gemelo malvado al cual confunden con el protagonista y al que culpan de sus crímenes ("William Wilson" de Edgar Allan Poe o "La mitad oscura" de Stephen King).

Culpa de esta primera acepción también la tiene Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis acuña esta acepción para hablar de aspectos particulares de la personalidad que el individuo trata de controlar, esconder e incluso erradicar por medio de la represión consciente o inconsciente. Esa parte que forma parte de nosotros, pero a su vez no queremos mostrar porque no nos sentimos representados con ella.

Sea como fuere, en esta adaptación literaria el tema da mucho juego, puesto que el lector se siente a menudo confundido incluso tras leer el final del libro sin saber si la parte negativa existía de verdad o era una creación de propio protagonista de la que no quería hacerse cargo.

2) La palabra simplemente adquiere el significado de doble, yendo por la rama de la bilocalización, que a rasgos generales es ele fenómenos paranormal que una persona o un objeto se encuentran en dos lugares diferentes al mismo tiempo y que sólo una ciencia como la física cuántica puede explicar este hecho por medio de los multiversos, aunque en las diferentes religiones también se hace mención a esto a lo que denominan viaje astral.

CASOS HISTÓRICOS DE DOPPLEGÄNGER

No me quiero meter en la veracidad de los casos o si son leyendas urbanas recogidas con el paso de los tiempos, pero se han recogido varios hechos a lo largo de la historia:

1) CATALINA LA GRANDE (1796)

Catalina II de Rusia, emperatriz de dicho territorio entre 1762 y 1796, es el primer caso reconocido.

Poco antes de su muerte, fue alertada un día por su guardia al ser vista yendo hacia la sala de trono cuando se encontraba en sus aposentos. Ante tal noticia decidió personarse en dicha sala y se encontró con una persona idéntica sentada en su sillón correspondiente, la cual creyó ser una impostora y mandó a su escolta fusilarla. Lo más curioso es que después de dicha orden, la persona desapareció del trono quedando todos atónitos ante semejante hecho y poco tiempo después la emperatriz fue encontrada muerta en un ataque de apoplejía mientras tomaba un baño.

También se habla que tras su entierro, uno de los trabajadores encontró una noche a Catalina durmiendo en su cama, aunque su figura en vez de ser corpórea estaba en modo espectral.

2) JOHAN WOLFGANG VON GOETHE (1822)

El escritor alemán conocido por su obra "El Fausto", también tiene una anécdota con su otro yo, pero menos macabra que la emperatriz.

Tras un desengaño amoroso, decidió dar una vuelta por el campo cercano a donde vivía, viendo aproximándose a toda velocidad a un hombre encima de un caballo, de tal modo que tuvo que apartarse por temor a que lo arrollara. Cuál fue su sorpresa que el jinete era él mismo pero con otra ropa, cosa que le dejo un poco trastocado.

Ocho años más tarde el propio Goethe, sin haberlo premeditado, se encontraba cabalgando a toda velocidad por el mismo camino y ropas que el día del suceso.

3) EMILE SAGEÉ (1845)

El caso de esta maestra francesa es el más reconocido en las historias de dopplegänger junto al siguiente. Pese a no ser un personaje reconocido por su vida, el suceso que tuvo en la escuela delante de sus 13 alumnos es mítico cuando hablamos de este tema.

Su otro yo se le pareció varias veces mientras practicaba su oficio, la primera en plena clase repitiendo todos sus movimientos, en otra ocasión mientras la verdadera impartía, se la podía ver por la ventana del aula recorriendo el patio y hubo otra ocasión en que algún alumno pudo tocar a lo que definieron como espectro con tacto de tela gruesa. Pese a no haber hecho nada malo, la maestra fue despedida tras suceder estos casos, alertado el director del miedo que tenían los padres de las criaturas...

4) ABRAHAM LINCOLN (1860)

Este caso podemos darlo como real, porque está constatado por el puño y letra del mismísimo presidente de Estados Unidos, mientras en un momento de descanso, se miró en un espejo:
“Me vi reflejado casi en toda mi longitud, pero mi cara tenía dos imágenes separadas y distintas. La punta de la nariz de una de ellas estaba cerca de tres pulgadas de la punta de la otra. Yo estaba un poco molesto, quizás sorprendido, y me levanté y miré en el espejo, pero la ilusión se desvaneció. Cuando me acosté de nuevo vi la segunda cara por segunda vez, más clara, si cabe, que antes; y luego me di cuenta de que una de las caras era un poco más pálida – digamos cinco tonos – que la otra. Me levanté y la cosa se desvaneció de nuevo”.

El biógrafo del presidente relataba lo que para Lincoln significó este hecho, primero que la segunda imagen representaba un segundo mandato presidencial, pues el suceso ocurrió durante su primero y que la cara pálida significaba que su muerte se iba a dar antes de finalizar éste, cosa que ocurrió con su asesinato en 1865 mientras disfrutaba de una obra en el teatro Ford.

Ha habido otras historias, como la de un almirante que  moría con el resto de su tripulación por una mala maniobra ante el enemigo en altamar, mientras gente aseguraba que estaba celebrando una fiesta en su casa a miles de kilómetros o un escritor que redactó una novela bajo las órdenes de su otro yo y tras acabarla tuvo un año autodestructivo que finalizó con su muerte, pero suenan a historias para agrandar la leyenda.

DOPPLEGÄNGER DE OTRAS ÉPOCAS

Los estadounidenses adoptaron la palabra con un significado de gemelos que no comparten ninguna historia consanguínea y a partir de esta idea se ha ido creando la entrada. Medio broma, medio en serio me divierte el poder recopilar algunas fotos de famosos que han viajado en el tiempo y aparecen en otras fotografías de varias generaciones anteriores.

Obviamente, hay parecidos muy razonables coetáneos, pero me he decantado por estos al parecerme mucho más curiosos, aportando todo lo que sepa de cada fotografía.


Nicolas Cage es uno de los casos más reconocidos de dopplegänger en internet. Pero por desgracia no podrá reencontrarse con su gemelo, ya que entre la foto donde éste aparece y el nacimiento del actor dista un siglo. Se trata de un tipo fotografiado antes de servir en la guerra civil en Tennessee (1861-1865) posiblemente la instantánea es de su reclutamiento, sin saber nombre, la edad de cuando le hicieron la foto y ni siquiera si pudo sobrevivir.


Otra simpática fotografía de 1860, quizás hecha con el mismo fin que la anterior, pre-reclutamiento de la guerra civil, nos muestra a un tipo clavado a John Travolta, hoyuelo incluido, aunque dicen las malas lenguas que en realidad es su foto de cuando se graduó en el instituto y no enseña los dientes porque llevaba brackets.


El cantante y actor Justin Timberlake, también puede creer en la reencarnación, pues encontraron en una cárcel antigua fotos de presos de finales del SXIX y principios del XX. Uno de los reclusos del ala de ladrones, era la viva imagen de Justin si le rebajásemos la barba, le cambiáramos la ropa, le pusiéramos un kilo de gomina y un micrófono, nadie se daría cuenta si saliese a un escenario repleto de gente.


Hubo un momento en el que Rupert Grint, Ron Weasley en Harry Potter, parecía sacado de uno de los múltiples autorretratos del reputado pintor escocés de los S.XVIII y XIX Sir David Wilkie. Quizás los rasgos de los británicos, los ojos claros y el color pelirrojo ayudan bastante en estas semejanzas, pero es curiosa la genética.


Eddie Murphy ha representado en películas a personajes inmortales como en "Un vampiro suelto en Brooklyn", pero.... ¿de verdad él lo es?. Sino no se entiende como entre las imágenes recopiladas de personajes del barrio de Harlem de principios de siglo, apareciese un tipo idéntico a él.


Del doble de Bruce Willis, si tenemos referencias de él, es ni más ni menos que el General Douglas MacArthur (1880-1964) que batalló en las dos Guerras Mundiales, la primera aliado a Francia y la Segunda con Estados Unidos resolviendo los conflictos asiáticos. Lo curioso es que esa imagen fue tomada al menos diez años antes de que Bruce naciese, lo que no sé es si le han hecho alguna película, pero tienen al protagonista ideal...


Otro que conocemos por su vida y obra es al pintor Nicolae Grigorescu (1838-1907) que siendo joven tenía un parecido idéntico al actor Orlando Bloom, obviamente cuando no va caracterizado de Legolas. Esa media melena castaño oscura, el poco vello facial, la forma de la cabeza y la frente ancha, ayudan si cabe un poco más.


Los antiguos egipcios eran una civilización muy adelantada a su tiempo si, pero ya es casualidad que esculpieran una estatua tan detallada de Michael Jackson con tantos siglos de por medio, y cuando me refiero a detallada es que hasta la nariz se le caía a cachos de estar tan sumamente perfilada.


Un soldado canadiense que sirvió durante la Primera Guerra Mundial, es clavadito al actor Channing Tatum, no sabemos el nombre ni el destino que le deparó a esta persona, pero seguro que el actor le hubiera contratado como su doble en las escenas de acción o para despistar a los paparazzis. Viendo la foto de soldado me lo imagino diciendo: "My name is Jeff.."

https://picasion.com/

En esta última imagen me he decepcionado, ¡Qué poco conocen la cultura española!, creen que el filósofo empírico John Locke (1632-1704) se parece a Adrien Body... Por favor, si parece el hermano gemelo de Enrique San Francisco, sólo le falta una cerveza en la mano y contarnos unos monólogos sobre su vida.

LA OBRA DE FRANÇOIS BRUNELLE

Una de las personas más obsesionadas con el tema es el fotógrafo canadiense François Brunelle nacido en 1950 y que en el 2013, tras nueve años de trabajo, sacó a la luz su obra abierta "Je ne suis pas a sosie!" (¡No soy igual!, en España conocida como ¡No me parezco!) que cuenta con una meta de 200 retratos de personas con gran similitud a otras sin tener ningún parentesco y en muchas ocasiones viven en países y continentes diferentes.

“Les reúno en mi estudio y comienzan a hablar y a preguntarse por qué son tan parecidos y muchas veces descubren que tienen muchas cosas, no solo el físico. Todos tenemos al menos siete dobles en el mundo...”

Su obra es muy conocida y tiene curiosidad por el hecho de ver dos personas que no se conocen de nada y cuyo aspecto está cercano al de dos gotas de agua, si bien es una idea original, no me termina de convencer...

CHASE Y JARVIS PONÍAN EL LISTÓN MUY ALTO DE JE NE SUIS PAS A SOSIE! PERO...

Quizás si hubiese elegido una obra cerrada con la idea inicial de buscar dopplegängers por el mundo, eligiendo en exclusiva los más parecidos... pero hay retratos que hacen honor al título de la misma, y ya no contamos con el hecho de que las personas pasan antes por el mismo estilista y maquillador, a algunos les ponen la misma ropa o elementos significativos como las gafas, muchos aparecen con gestos poco naturales al posar para una fotografía porque ese ángulo favorece a cierta similitud y todas las fotos son en blanco y negro, lo que suaviza los rasgos de las personas y hacen que adquieran mayor parecido.

No quiero decir con ello que la obra sea mala y que no tenga un extenso trabajo detrás como es el de investigar parecidos alrededor del mundo, reunirlos o desplazarse hasta donde estén ellos, presentarlos y hacer una curiosa instantánea que dará que hablar y puede que inicie una curiosa relación entre ellos.

... LA COSA SE LE FUE DE LAS MANOS...

Simplemente creo que mucha gente se ha apuntado al carro por tener cierto aire a otro, que no parecido, y Brunelle da el ok para seguir agrandando su obra y exponiéndola. A mi parecer la desvirtúa hasta tal punto de aparecer en fotos dos personas a las que nunca confundirías si te topas con ellas por la calle.

Inspirada en la idea de François, Niamh Geaney junto a sus amigos Terrence y Harry, iniciaron el proyecto "Twin Strangers" buscando a través de internet a sus siete dopplegängers.

Ella parece haber tenido bastante más suerte que sus compañeros, encontrando a la primera a una hora en coche desde su casa Karen Branigan, después a una genovesa llamada Luisa Guizzardi y por último a una irlandesa llamada Irene Adams

NIAMH (MARCADA CON UNA FLECHA), CON SUS TRES HALLAZGOS EN ORDEN TEMPORAL
Es otra opción que no me acaba de convencer, porque Twin Strangers se ha convertido en un negocio en el que pagas por encontrar a tu igual en el resto del mundo y Niamh y su gemela de turno, pasan por un proceso de maquillado, peinado y lo que sea necesario que le quita naturalidad al proyecto...

Por ejemplo, viendo los vídeos la genovesa no se parece en nada y en las fotos buscan ángulos neutros como podéis apreciar en el medio de la imagen, sin mirar de frente... El caso es que debe encontrar a sus clones para que su negocio funcione y... ¿si no existen, los creas?

Sólo digo una cosa, si la probabilidad de toparnos con nuestro dopplegänger en vida es casi nula, por mucho que la cosa se haga viral ¿encuentras a 3 de tus supuestos 7 iguales en meses?.

A mí me molaría encontrarme con una persona idéntica por casualidad, sin necesidad que poco después la tenga que palmar, pero que fuera natural, sin necesidad de recurrir a todos los métodos posibles para sacar de donde no hay, eso le hace perder toda la gracia...

2 comentarios :

  1. Me ha encantado la entrada, bueno al principio no porque ha hecho que se pusieran los pelos de punta jajaja. No, ahora en serio, me parece muy curioso el ser mitológico nórdico del que hablas, pero vamos que mejor lejitos.
    En cuanto a esos dobles de famosos, sí recuerdo haber visto la mayoría pero alguno mío todavía no he visto, la verdad y sinceramente estaría curiosa la experiencia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente es la peor entrada de mi blog este año y muy alejada en visitas a todas las demás, creo que no acerté con el título, porque me pareció una idea muy divertida. Tenía que hablar de la leyenda del doppleganger, porque en EE.UU. y muchas partes del mundo llaman así a estos casos y hablar del tema sin indicar el origen me parecía mal.
      A mi me molará encontrarme a un doble mío, porque nunca me sacan parecido a nadie, pero me gustaría que fuese real y no buscado,como están haciendo ahora. En el caso de las mujeres, uno buscado es más fácil, los hombres como no nos maquillamos la mayoría y con la edad vamos perdiendo pelo en la cabeza y los pelos de la barba salen por donde quieren... Sin embargo si tu te pareces algo a alguien, os maquillan igual, os tintan el pelo del mismo color, os remarcan con un pintalabios llamativo para que la gente al veros destaque ese punto, os colocan unas gafas iguales y os inmortalizan en blanco y negro y en el ángulo que más os parecéis, voila, puedes sacar unas cuantas tú... pero para mí no serán tus doppleganger.
      ¿Tú crees que es tan sencillo encontrar a alguien casi idéntico a ti? mira que tenemos medios como internet ahora, pero lo veo bastante complicado. Un abrazo Sara y gracias por darle cariño a esta entrada porque me fastidió que no saliese como yo esperaba...

      Eliminar