▲ Cerrar ▲

30 junio 2012

IMÁGENES POÉTICAS 17


Hay momentos en la que la vida se te enfrenta,
Lo bueno se va rápido y lo malo a paso de caracol,
La cabeza en vez de permanecer fría, se calienta,
Y los recuerdos gratos no se mantienen ni en formol.


Cuando crees que has perdido más de la cuenta,
Buscas en la oscuridad alguien que haga de farol,
Porque incluso en los peores momentos de tormenta,
Siempre habrá alguien que te ilumine un rayo de sol.

28 junio 2012

SOBRE LA EUROCOPA SEMIFINALES: ESPAÑA 0-0 PORTUGAL.


ESPAÑA: Casillas; Arbeloa, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Pedro 84'), Iniesta, Silva (Navas 60') y Negredo (Cesc 54').
PORTUGAL: Rui Patrício; J. Pereira, Pepe, B. Alves, Coentrao; Veloso (Custodio 105'), Moutinho, Meireles (Varela 111'); Nani, Almeida (Nelson Oliveira 81'), Cristiano.

Antes de que comenzara el partido no las veía todas conmigo, España ha estado dándonos una Eurocopa con la transición del balón muy lenta, y sin un ritmo más rápido un mediocampo como el que tienen los lusos  con Meireles, Veloso y Moutinho, jugadores que bregan mucho y que tienen buen criterio con la pelota y con Cristiano arriba, asustaba demasiado.
El planteamiento de Paulo Bento, poco o nada tenía que ver con el de Queiroz en el mundial, con un equipo portugués replegado y con miedo a España, al que le concedió el balón y esperaba sorprenderle en alguna contra. Esta vez intentaron jugar a España de tu a tu, y vaya si lo consiguieron, un equipo luchador, correoso, presionando incluso a nuestra defensa para no permitir una salida clara del balón, lo que propicio varios sustos. Los nuestros una vez más no estaban haciendo mal futbol, pero si lento y sin conseguir ver como atajaba Rui Patricio.
En el minuto 4, ya avisaron con un córner envenenado que si no la llega tocar Iker iba directamente a la red.  Un susto que pronto fue borrado pues en los primeros diez minutos conseguimos rematar hasta 4 jugadas, era importante eso, concluir con remate el último pase, algo que adolecimos frente a Croacia y Francia, pese a ganar ambos encuentros. Estos primeros minutos hicieron que Portugal se pusiese las pilas y merodearon durante mucho tiempo por nuestra área, haciéndose ver que no eran un equipo pequeño y que iban a tratar de tutear a España, en vez de jugar con complejos como dos años atrás.
Sin más transcurrieron los minutos y en el 28, Negredo recibe en un pico del área, se revuelve y consigue sacar un centro que termina con un disparo de Iniesta que se marcha por muy poco. Me gustó que esta vez Del Bosque se decidiese por un punta de referencia arriba, aunque pocos hubiéramos sospechado que de los tres fuese Negredo el elegido, al que se le vio poco porque no le llegaron más balones. Para igualar el susto, en el 31 nos roban un balón controlado en nuestra defensa y con un solo pase consiguen conectar con Cristiano que conecta un buen tiro que se va fuera por poco y al que no consigue llegar Iker.
El primer tiempo transcurre sin más anécdotas, pero hay datos que no me gustan, España ha abusado de pases largos buscando la referencia arriba, cosa impropia de su juego y hasta 5 veces el balón había sido retrocedido hacia Casillas, cuando esto también es inaudito en la selección.
Queríamos ver cambios en la selección, alguien que pusiera una velocidad más y que creara peligro en el área rival, y en el 54, una vez más, Del Bosque quito a nuestro delantero y llamo a Cesc, volvían los fantasmas del falso nueve. Si bien, una jugada en el 60 con Iniesta, hizo con que nos ilusionáramos con que Fabregas rematase puesto que se había quedado solo, aunque le dio tiempo a Joao Pereira a robarle el balón. En ese minuto metíamos a nuestro revulsivo, un Jesús Navas que nos podría valer a la hora de buscar las espaldas de los defensores lusos e impedir que Coentrao subiera por su banda, además de poder aprovechar que Cristiano no es muy dado a ayudar a defender a sus compañeros de banda.
Llegamos al 66 y llega nuestro primer chut entre los tres palos con parada de Rui Patricio a tiro de Xavi. Eran los minutos perfectos para despertar, aunque un error te lo puede hacer pagar caro. Lo más peligroso de Portugal fueron las faltas de CR, la primera en el 73 que se fue por poco por encima de la portería de Iker y en el 84 en una doble ocasión ya que el primer chut tocó en la mano de Arbeloa, que fue apercibido con amarilla, y el segundo gracias a dios no fue muy bien encaminado. A esas alturas realizamos el tercer cambio, entrando Pedro por Xavi, buscando profundidad en los minutos finales y en una presumible prorroga… y a ella llegamos.
El resumen de los 90 minutos sobre España no es muy bueno, nos falto ver en acción a su portero, ellos dispararon mas, y no teníamos tanta superioridad con el balón, aunque hay que reconocer el trabajo de la roja, porque los portugueses ya tenían a los cuatro de la defensa apercibidos con amarilla, al igual que a su centrocampista defensivo, Veloso. Pensamos que el desgaste nos haría más mella en la prórroga, porque la verdad es que veo a los nuestros muy cansados a nivel del torneo, o a nuestros contrincantes más frescos, que también puede ser.
Pero en la prorroga todo cambió y España se creció, hasta tal punto que tuvo varias oportunidades de marcar, y su juego fue de dominio aplastante durante esa media hora fatídica, aunque por desgracia no lo transformamos en gol. Dos lunares, propiciaron sendos contraataques, uno muy claro de un 4 para 3 a favor de los lusos, que concluyo con un fatal disparo de un ansioso Ronaldo que mandó, solo, el balón a las nubes. Y otro intento de contraataque, en la que Xabi Alonso realizo una dura entrada a la estrella portuguesa cuando ya cogía velocidad en el mediocampo.
Llegamos a la ruleta de los penaltis, la suerte y Casillas decidieron que empezásemos lanzando nosotros:
-        Xabi Alonso, lo termina parando Rui Patricio, mala señal…
-        Moutinho, Casillas lo adivina e iguala la eliminatoria de nuevo.
-        Iniesta dentro… (1-0)
-        Pepe, adivina la trayectoria Iker, pero no llega, gol. (1-1)
-        Pique dentro… (2-1)
-        Nani, cambia el turno a Bruno Alves, y no perdona… (2-2)
-        Turno para Sergio Ramos, cuyo último penalti fallado hizo que el Madrid se despidiera de la Champions mandándolo a las nubes, todos callados con ese dato en mente, y lo mete… engañando al portero a lo Panenka (3-2)… Casi ataque al corazón.
-        Es el turno de Bruno Alves, y pega en el palo, sigue el (3-2) y se nos dibuja una sonrisa en la cara…
-        Con el corazón en un puño, tira Cesc, si lo mete nos clasificamos, el balón entra tras pegar en el poste, el portero no llega (4-2). ¡¡¡¡A LA FINAL!!!!
Cristiano se quedó sollozando sin la oportunidad de tirar el suyo, pues ya habían perdido aunque lo metiesen. Una vez más, como hace 4 años nos metemos en la final de la Eurocopa, ojala la podamos volver a ganar.

23 junio 2012

SOBRE LA EUROCOPA CUARTOS: ESPAÑA 2-0 FRANCIA.


ESPAÑA: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Silva (Pedro 67'), Iniesta (Cazorla 85') y Cesc (Torres 67').
FRANCIA: Lloris; Reveillere, Rami, Koscielny, Clichy; M'Vila (Giroud 80'), Cabaye, Malouda (Nasri 67'); Debuchy (Menez 67'), Ribery y Benzema

 A la alineación  rara que presentaba de nuevo España, jugando otra vez con Cesc de falso nueve, nos sorprendió la de Blanc con un cumulo de decisiones: Alou Diarra, Nasri y Ben Arfa en el banquillo tras los encontronazos habidos después de la derrota ante Suecia y con Debuchy jugando como interior con otro lateral derecho por detrás, Reveillere, que junto con M’Vila, Cabaye y Malouda, hacia un centro del campo mucho más destructivo y rocoso que crear de peligro. La idea de Francia era clara, muy parecida a la que nos hizo Croacia, tapar las bandas y obligar a España a jugar por el medio, donde acumularía dos líneas de defensa y, tras robar el balón, buscar arriba a Ribery y a Benzema esperando que ellos en alguna jugada aislada o en algún contraataque decidieran.
En esa tónica, España salió mucho más fluida que en el partido contra los croatas creando peligro desde la divisoria de los campos hasta llegada al área que, como siempre carecía de un rematador puro con la dichosa manía de jugar con el “falso nueve”. Ante una Francia plácida y timida cual corderito, en el minuto 21 una gran jugada de Jordi Alba por la banda hace que cuelgue el balón al segundo palo y un Xabi Alonso completamente solo marca de cabeza picando el balón al palo largo. Un gol que nos daba una falsa tranquilidad porque esperábamos que esto encendiese a los franceses que, hasta el minuto 40 donde “el santo” se luce parando una falta bien lanzada de Cabaye.
Tras una primera parte muy plácida, Blanc pudo ver que su equipo estaba tirando el partido con esa alineación tan ultradefensiva que nos había preparado y se vió una Francia mucho más activa en ataque, pero que seguía sin disparar a la portería de Iker. Esto produjo que en el minuto 67 introdujera en el terreno de juego a Nasri y Menez, por Malouda y Debuchy, pareciendo más un equipo titular esta Francia que la de la hora anterior, pero seguían pasando los minutos y Casillas no aparecía en ninguna imagen repetida por la tele puesto que no tenía que hacer nada destacable. Los nuestros aprovecharon para cambiar a Cesc y a Silva por Pedro y Torres, dos referencias más claras de cara al gol para apuntillar el partido, se intuía que con todos estos cambios iba a ver más chicha en el partido, aunque la verdad, el nerviosismo lo teníamos mas por el apurado marcador que por lo que estaban haciendo ambas selecciones en el encuentro, ya que ninguna de las dos selecciones tiro entre los tres palos en todo el segundo tiempo. Blanc se jugó el todo por el todo en el minuto 80, quitando a su centrocampista defensivo M’Vila y metiendo un delantero centro como es Giroud, que hizo más faltas sobre España que entrar en contacto con el balón.
Llegados al minuto 90, Pedrito se mete en el área como un cuchillo bien afilado y Reveillere se lo lleva por delante sin tocar balón con lo cual arbitro decreta penalti. Nuevamente será Xabi Alonso el encargado de transformarlo dejando a Lloris en un palo y el balón en el otro y certificando la clasificación. Ya estamos en semifinales, nos esperan los lusos…

La tabla periódica del Metal

Lz, Dp, Rb, Im, Mt, Hw, Bl, Bg, Sv, Gr, Sv, Dl, Df, Ym, Ra, Rh, Sx, D, Dt, As, Nw, Ws, Lp, He, Ad, Sc, Vh y por supuesto Q

18 junio 2012

SOBRE LA EUROCOPA: ESPAÑA 1-0 CROACIA.



 
 
Croacia: Pletikosa; Vida (Jelavic, min. 66) , Corluka, Schidenfeld, Strinic; Rakitic, Vukojevic (Eduardo, min. 80); Srna, Modric, Pranjic (Perisic, min. 66); Mandzukic.

España: Casillas; Arebeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xavi Hernández (Negredo, min. 89), Busquets, Xabi Alonso; Silva (Cesc Fabregas, min. 71), Iniesta y Fernando Torres (Jesús Navas, min. 61).
Goles: 0-1, min. 87: Jesús Navas

Jugamos con fuego y de poco nos quemamos… España salió al terreno de juego con la misma alineación titular que presentó contra Irlanda, teniendo arriba como referencia a Torres. Sabían ambas selecciones que mientras no marcará Italia ante Irlanda, todo iba perfecto, así que los nuestros se dedicaron a dormir la pelota y a realentizar el juego, mientras que a los croatas les iba bien ese ritmo del partido y tampoco nos presionaban mucho, lo justo para no cansarse. Hasta el minuto 36, cuando marcó Cassano por Italia contra los irlandeses, el partido fue francamente tedioso con alguna clara oportunidad para España que se empecinaba a tocar y a tocar lentamente entre un amasijo de dos líneas croatas. A partir de entonces la dinámica del partido cambio puesto que ya no pasaban ambas selecciones, Croacia se quedaba fuera y España quedaría virtualmente en segunda posición con lo que los cruces podrían ser un Francia y posteriormente Alemania antes de llegar a la final, mal camino y malas vibraciones, porque fue cuando despertó Croacia y tuvo la oportunidad más clara de toda la primera parte, desbaratada por un gran Casillas.
La tónica española durante la segunda parte seguía igual, parecía que los nuestros se habían tomado un “tranquimacin”, con un juego excesivamente lento y aburrido basado en mucho toque y que aprovechó en ocasiones Croacia, como un testarazo a bocajarro de Rakitic que salvó de nuevo, no podía ser de otra forma, nuestro “santo” Iker. Esta jugada nos abrió los ojos a los espectadores y a los comentaristas, que vimos que no era todo tan bonito y el partido tampoco estaba muy de cara y que un gol nos mandaba para casa. Y provocó dos minutos después el primer cambio de España, metiendo a Navas para abrir el campo y contar con un extremo verdadero, lo malo es que Del Bosque decidió que el sustituido fuera Torres quitando entonces la referencia arriba y haciéndonos pensar a quien centraría Jesusito ya que los que quedaban en cancha, salvo los centrales y Busquets, son bajitos y no precisamente rematadores, más bien asistentes… Así que jugamos con Silva de “falso nueve” (maldito el día en que se inventó este terminó y le dio por usarlo a Del Bosque en la selección) quedándonos todos impertérritos en plan, nos atacan ellos y nosotros queremos llevarnos el partido con Silva de 9, ¡ok!.
A los croatas se les echaba el tiempo encima y estaban fuera, y el seleccionador decidió ir a por todas en el 66, metiendo dos delanteros y quitando un centrocampista y al lateral derecho, lo que hizo retrasar la posición a Modric de mediapunta a organizador y a Srna de interior derecho a lateral, jugando con tres arriba, cosa que es de aplaudir.  La jugada no les salió tan bien puesto que España salvo en algún susto se adueño de la pelota y no dejaba que el balón se acercara a la portería. No le debió gustar el hecho de ver de delantero a Silva y  en el 73 lo cambio por Cesc, con un esquema muy parecido al inicio de la Eurocopa contra Italia, salvo que Navas estaba en el terreno en vez del canario recién retirado. Yo no sé los demás pero yo desde mi casa clamaba al seleccionador la salida de Negredo o Llorente, porque aunque no estábamos fuera, necesitábamos un gol como nunca y no teníamos a nadie arriba que claramente nos lo pudiera dar; el propio Cesc no lo hacía ver con una oportunidad muy clara tras regatear en el área y dudar a disparar el tiempo suficiente para que llegara otro defensa y bloqueara su disparo. Llegados a esta situación nos plantamos en el 81 y el entrenador croata quita a su centrocampista defensivo introduciendo a Eduardo, el único delantero que aún no había entrado, teniendo con ello un arsenal en área con 4 jugadores que bien pueden jugar de delantero centros en sus equipos, mientras nosotros no teníamos ninguno y nos sobraban centrocampistas.
En el 88, Croacia saca un corner y Corluka no llega a conectar bien el balón porque Busquets le obstaculiza con un claro agarrón y Casillas despeja el peligro, posiblemente penalti, que si se hubiera pitado y lo hubieran metido, estaríamos camino a casa… pero como eso no sucedió, en la jugada siguiente el balón le llega a Cesc y levanta la pelota ante una maraña de croatas quedándose solos Iniesta y Navas con el balón y con Pletikosa, su portero. Pensé que era fuera de juego, pero no, lo hicieron a la perfección, el arquero va a intentar obstaculizar a Iniesta y este opta por el pase a un Navas que tiene solo que empujarla con toda la portería para él y… ¡GOLLL!, pensé que no lo gritaríamos en este partido, pero entró.
Es entonces cuando Del Bosque se acuerda que tiene delanteros y saca Negredo en el 89, con un partido de cara, ya que el gol nos colocaba primeros incluso si marcaba Croacia, cosa graciosa si lo hubiese hecho puesto que los italianos hubieran perdido esa segunda posición, pero España en vez de dejarse marcar, busco el segundo.
Ya estamos en cuartos, esperemos que el próximo partido tengamos algo de lo que hemos carecido contra Italia y Croacia, profundidad… y sobretodo que a Vicente no le dé por hacer cosas raras como el “falso nueve” y se acuerde que necesitamos a nuestros delanteros centros para llegar mas lejos.

15 junio 2012

SOBRE LA EUROCOPA: ESPAÑA 4-0 IRLANDA.



España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xavi Hernández, Busquets, Xabi Alonso (Javi Martínez, m. 65); Silva, Torres (Cesc, m. 75) e Iniesta (Cazorla, m. 80).
Irlanda: Given; O'Shea, St Ledger, Dunne, Ward; Duff (McClean, m. 76), Andrews, Whelan (Green, m. 84), McGeady; Cox (Walters, m. 46) y Robbie Keane. 
Goles: 1-0, m. 4: Fernando Torres. 2-0, m. 49: Silva. 3-0, m. 70: Fernando Torres. 4-0, m. 82: Cesc.

Esta vez nos tocaba jugar contra la cenicienta del grupo, una Irlanda aguerrida, con rápidos extremos, un Robbie Keane que puede hacer daño en punta y una defensa muy poblada y muy cercana a su portero, un Shay Given que con 35 años sigue siendo un baluarte y haciendo buenas paradas.

Solo presentó un cambio respecto al primer partido ante Italia, quitamos al “falso nueve” Cesc, por un delantero centro, Fernando Torres, y el cambio tuvo su efecto pues a los 4 minutos de la primera parte, Torres roba un balón al defensa, recorta a otro y su chut se convierte en el primer gol de la lo noche. El primer tiempo fue una tónica de superioridad manifiesta en la que ni siquiera supimos de qué color era la camiseta de Casillas, aún así no conseguimos volver a traspasar la portería irlandesa por muy cerca que estuvimos.

El segundo tiempo comienza como el primero, balón dentro del área que le llega a Silva y con una frialdad pasmosa se toma su tiempo con recortes a defensas incluidos, para mandar un balón manso pero a su vez colocado al que no llega Given haciendo el 2-0.

Hasta el minuto 60 no llegó el balón a las manos de nuestro portero, haciendo el equipo un gran futbol desde el primero de los defensas hasta el último atacante. Producto de ello sería el tercer gol, un gran pase de Silva y un buen desmarque de Torres propician que este se quede solo ante el portero en un mano a mano y termina batiéndole.

El único esfuerzo  de Casillas fue en el minuto 74 con una buena estirada, que hace que el balón no entre en el segundo disparo, si el primero (minuto 60) se puede llamar así, refrendando la gran actuación de la selección, que acabaría con el 4º y último gol, obra de Cesc que había sustituido a Fernando Torres.
Del partido decir que es un deleite ver jugar a España así,  a la vez que difícil porque ninguna selección le permitirá jugar tan cómoda en lo que resta del campeonato. Genial la actuación de todos con 20 disparos entre los tres palos  que obligaron además de a encajar 4 goles a hacer once paradas meritorias a Shay Given. Sobresaliendo de entre todos Iniesta que anda en un momento dulce y Silva por su gol y por su comodidad a la hora de jugar entre líneas.

Ahora a esperar contra Croacia el pase a cuartos, ojalá así sea.  

13 junio 2012

SOBRE EL VALOR DE LAS PERSONAS...